crear un personaje

Crear un personaje es un elemento crucial a la hora de jugar al rol. Construir un héroe desde un idea hace el juego una experiencia mucho más personal que si, simplemente, el jugador escoge un personaje pre-hecho. Esto requiere una minuciosa planificación por parte del jugador y del desarrollo del MJ, por no mencionar el resto de los jugadores. Tu personaje será vital para el desarrollo del juego, del equipo, siendo importantísimo crear un personaje único y destruir a uno superficial.

A diferencia del original Warcraft RPG, los PJs en wow-rpg empiezan a nivel 1, así se representa mucho mejor el inicio del aventurero. A pesar de que estas aventuras sean minúsculas en comparación con las de Jaina Proudmoore y Thrall, no tienen todavía la experiencia del mundo; los granjeros y los comerciantes de cada día son considerados nivel 0 y personajes no jugables (PnJ).

Paso uno: Desarrollar el concepto

Antes de tirar un dado, el jugador necesita una pequeña idea de con qué clase de personaje le apetece jugar. El desarrollo de la historia del MJ será fundamental en este punto, porque los planes de una aventura en Durotar puede ser problemática si los jugadores quieren ser elfos de la noche. Incluso si la partida no se centra en las fuertes ciudades afiliadas con la Alianza o la Horda, discutir tus personajes con tu compañeros es algo importante. Querrás asegurarte de no tener una partida entera de mecánicos o chamanes- incluso un grupo de todo guerreros no llegaría demasiado lejos al encontrarse con su primera puerta de hierro en el camino (aunque tener una partida de personajes de la misma clase podría ser interesante, aunque difícil).

Paso dos: General las tiradas de características

Puedes determinar las seis características de tu personaje (Fuerza, Aguante, Agilidad, Inteligencia, Espíritu y Carisma) tirando 4d6 seis veces y descartando el dado de menor resultado y sumando los otros tres (asignando así a cada característica un resultado entre 3 y 18). Después de determinar los modificadores de cada característica (ver tabla 1-1: Modificador de Características), inclúyelos en las habilidades de tus personajes, en el bono de ataque, en la iniciativa y en las salvaciones.

Paso tres: Escoger una raza

Como se señaló anteriormente, es necesario tener en cuenta a tus compañeros de juego y a la dirección del MJ. Un orco destacará como un pulgar dolorido si todos los demás miembros están jugando con las razas de la Alianza. Las razas disponibles son enanos de Forjaz, altos elfos, elfos de la noche, gnomos, goblins, trolls de la selva, seres humanos, orcos, taurens, y no-muertos los Renegados. Que se detallan en el capítulo 2: Razas. Recuerda aplicar los cambios raciales a las tiradas anteriores.

Paso cautro: Escoge una Afiliación

La elección del bando de tu personaje depende de tu decisión un 95%. Sin embargo, tu personaje debe haber dejado la Alianza o la Horda para unirse al otro bando, o a lo mejor se ha autoproclamado independiente. Si escoges una Afiliación diferente a la que se espera por su raza, necesitarás crear un trasfondo que lo explique. Para saber más, ver Descripción.

Sinttulo-1-1.png

Paso cinco: Escoger una clase

La mayoría de las clases están disponibles para todas las razas, pero hay algunas restricciones. Escoge una que se adapte a tu idea sobre el personaje, pero ten en cuenta las restricciones sobre el alineamiento también (como, por ejemplo, en el caso de los paladines). Para determinar los puntos de golpe de tu personaje, hay que tirar el Dado de Golpe (véase el Capítulo 3: clases) y después añadirle el modificador de aguante.

A continuación determina las habilidades de tu personaje, los puntos que tienen en ellas y escoge sus dotes. Para ver más, acúdase a: Capítulo 3: clases, Capitulo 5: habilidades y Capitulo 6: dotes. Algunas razas tienen niveles de clase racial que les permite mejorar en las habilidades de su propia raza, por lo que algunos jugadores pueden optar por tener PJs que tomen niveles raciales a nivel 1. Todo es igual a la hora de determinar lo nombrado anteriormente. Para más información ver Capitulo 2: razas)

Paso siete: Describir a tu personaje

Estas son los datos que harán de tu personaje algo único de todos, por ejemplo, los gnomos mecánicos. Puedes encontrar más acerca de esto en el Capitulo 7: descripción. Entre estos datos destacan:

  • Nombre
  • Género
  • Edad
  • Descripción física
  • Alineamiento
  • Creencias

Paso ocho: Equipar al personaje

Determina cuanto oro tiene tu personaje (varía con cada clase) y escoge su equipo, incluyendo armas, armadura y ropa. Esto se encuentra en la Segunda Parte, Equipo. No olvides cosas necesarias, tales como raciones de viaje, agua, mantas -incluso una montura, si tu personaje tiene suficiente dinero.

Paso nueve: Visión general

Revisa el resultado y asegúrate de que todo está correcto.

Paso diez: Trasfondo

Algunos MJs prefieren recibir una historia escrita de cada PJ; otros prefieren que tú tengas una firme idea en tu mente y que se vaya desarrollando según las experiencias vividas, que lo hagan lo que es en la actualidad. Uno de los factores que tienes que tener en cuenta es ¿dónde se encontraban los PJs durante la Tercera Guerra? ¿Lucharon? ¿Dónde se encontraban protegidos de toda aquella violencia por sus ricos padres? ¿Vieron demonios que mataban a sus seres queridos? ¿La guerra cambió su forma de ver el mundo? Hoy en día hay miles de veteranos de guerra en Azeroth. ¿Cómo ven a las otras razas? ¿Aprecian a su afiliación?

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License